Ciberescrituras: una nueva oportunidad

Empiezo a escribir este post y casi que no me lo creo. Muchos tropiezos en los últimos meses, entre los cuales he de contar la pérdida del dominio .com de este blog, me hicieron pensar y sentir que quizás era mejor cerrar mi período bloguero y dedicarme a trabajar “en serio” en otras cosas para poder subsistir económicamente. Por otro lado, las redes sociales y el microblogging me han absorbido tanto y publico allí sobre temas variados, que por momentos sentía que el blog no hacía falta. Pero sí hace falta, de hecho, siento que es lo más importante de lo que yo pueda hacer en internet.

El desánimo de sentir que había perdido todo lo hecho durante más de tres años (2005-2009) me alejó de la blogosfera durante muchos meses pero, como decimos en Venezuela, “el gusanito seguía allí”, y me fue dando ánimos para recuperar de a poco lo que creía perdido hasta que decidí subir todos los contenidos (lamentablemente sin imágenes) a este espacio en wordpress. En La Coctelera he seguido publicando muy esporádicamente: continúa siendo una comunidad vibrante para encontrar y reencontrar lectores, muchos de los cuales siguen estando en contacto. Ellos son de los principales alicientes para continuar.

Con esta entrada sólo quiero decir: aquí estoy retomando mis Ciberescrituras, que serán, sin duda, nuevas escrituras. Al hacer la transferencia del contenido me di cuenta de muchas cosas y por momentos estuve tentada incluso a borrar parte de lo publicado que me parecía nimio, pero no es justo con lo que ha sido la historia de esta bitácora. Mucho de lo que publicaba aquí iene ahora un espacio natural en las redes (Facebook, Twitter): vídeos, noticias puntuales sin mayor comentario así que este blog tendrá un mayor énfasis en el análisis crítico más que en la mera noticia. De eso seguramente hablaré en algún post. Hay mucho que decir, hay mucho que escribir más allá del microblogging y para ello Ciberescrituras se reactiva. Bienvenidos a este nuevo-viejo hogar de reflexiones.

Sobre la imagen: Esta imagen de Chagall colgaba en una de las paredes de nuestra casa en la Urbanización Santa Eduvigis en Caracas. Es así que forma parte de mi memoria ancestral, aquella que me nurtió y animó a ser lo que soy a pensar lo que pienso, a sentir como siento.

Anuncios

Acerca de Juliana Boersner

Psicóloga Social, Máster en Estudios Literarios y en Bibliotecología y Ciencias de la Información. Docente universitaria, editora, librera. Fanática de las tecnologías de información y su impacto sobre los seres humanos, sus relaciones, su identidad. Humanista digital y analista del tema editorial con especial foco en futuro del libro y la edición.
Esta entrada fue publicada en Escritura Web, Personal y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ciberescrituras: una nueva oportunidad

  1. BIENVENIDAAAAAAAAA!!! YIEIIIIIIIIIIIIIIIIII.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s